Los diamantes de la corona

→ El sábado tuve la suerte de sentarme en ese templo bautizado como Teatro Lírico Nacional La Zarzuela a disfrutar la penúltima representación de Los diamantes de la corona, de Francisco Barbieri y cuya dirección orquestal estuvo a cargo del brillantísimo maestro y amigo asturiano, Óliver Díaz.

La obra, escrita en 1854, habla de la astucia que antes de acceder al trono tiene la reina Catalina de Portugal robando los diamantes de la corona, sustituyéndolos por unos falsos, y vendiendo los auténticos para librar así a su pueblo de la hambruna. Aparte del bello espectáculo visual, de una excelente puesta en escena, un vestuario espléndido, una escenografía cuidada y una lírica maravillosa, rica en voces como en acordes, la moraleja que me regaló esta historia es la inmensa falta que les hace a mis dos países tener –para no ir más lejos‒ una clase política con verdadero compromiso con su pueblo.

Como soñar no cuesta nada, hoy me ha dado por soñar con un mundo en el que el alma altruista de Catalina de Portugal se apodere de uno, al menos uno, –no pido más‒ de aquellos políticos que a lado y lado del mar ya perfilan su artillería pesada para salir, ataviados  con sus más resistentes yelmos (léase caraduras), a la contienda electoral y vomitar promesas incumplibles a pueblos hambrientos de que se les trate como algo más que a zombis con derecho a voto.

A la par que algunos de los señores de los que hacen y viven de la política preparan bártulos para abandonar el trono ‒en esa maratón de relevos que son las elecciones‒, se apuran con pericia de aves de rapiña a hacer el cambiazo de Los diamantes de la corona, llevándose consigo los verdaderos. Y así, nosotros, la masa votante, asistimos como si de un sainete se tratase al espectáculo de ver rebosar las cuentas bancarias de los «iluminados especialistas» en el arte de gobernar.

Es entonces cuando, parafraseando al recientemente desaparecido Chapulín Colorado, yo me pregunto: ¿quién podrá defendernos, si la Catalina de Portugal sólo existe en el imaginario de los románticos que aún creemos que es posible forjar gobiernos solamente con los buenos?←

4 pensamientos en “Los diamantes de la corona

  1. Es un hecho, el sufrir de lagunas mentales o mejor dicho tropezar mil veces con la misma piedra, lamentarnos por las malas decisiones que hemos tomado pero no hacer nada para cambiar lo que se puede evitar. Excelente artículo nena.

    Le gusta a 1 persona

  2. … Ay mi querida Bibi… Cierto, muy cierto. Confirmando lo que expones, los políticos de aquí están muy apurados por esta época de natilla, buñuelo y villancicos a votar en el Congreso todas las reformas que se les ha ocurrido, las triple, doble y simple A… como si las necesidades del país pudieran clasificarse con letras. Pero lo que es triste es que esta clasificación que los padres de la patria le han dado a estas Reformas, corresponden en orden de importancia a la recaudación de “platica” para cubrir el déficit fiscal del estado… Que tal!!! Asegurando con esto que la platica este lista para cubrir sus suelditos, que tan poco se tienen merecido.. Triste muy triste que estemos en manos de un Congreso Corrupto, oportunista y que tan poco se interese por quienes realmente estamos poniendo la platica con tanto impuesto…

    Le gusta a 1 persona

  3. Ay mi querida Bibi… Cierto, muy cierto. Confirmando lo que expones, los políticos de aquí están muy apurados por esta época de natilla, buñuelo y villancicos a votar en el Congreso todas las reformas que se les ha ocurrido, las triple, doble y simple A… como si las necesidades del país pudieran clasificarse con letras. Pero lo que es triste es que esta clasificación que los padres de la patria le han dado a estas Reformas, corresponden en orden de importancia a la recaudación de “platica” para cubrir el déficit fiscal del estado… Que tal!!! Asegurando con esto que la platica este lista para cubrir sus suelditos, que tan poco se tienen merecido.. Triste muy triste que estemos en manos de un Congreso Corrupto, oportunista y que tan poco se interese por quienes realmente estamos poniendo la platica con tanto impuesto…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s