Acerca de Y pensándolo bien

Periodista y grafóloga colombiana afincada en España. Profesional en Comunicación Social y Periodismo por la Fundación Universitaria Los Libertadores / Técnica en periodismo por la Fundación Universitaria Inpahu / Grafóloga y Perito Calígrafa, por la Sociedad Asturiana de Grafología-ESNE.

Y así llegó hoy

Nunca le encontré demasiado sentido a la trillada frase “personas hechas a sí mismas” hasta que pensé y repensé, con detenimiento, por todo lo que ha tenido que pasar… hasta llegar a hoy.

Enfrentando el desgarro del abandono salió a la vida con la fuerza que la supervivencia insufla y la salvaguarda con que la adversidad sólo honra a los valientes. Resistiendo a días oscuros, a noches sin luna, a tiempos aciagos, a futuros inciertos y a soledades profundas… llegó a hoy. Sigue leyendo

Un objeto perdido

El rechinar de la puerta giratoria indicando que alguien entraba, hizo que el funcionario parapetado tras la ventanilla de atención al público levantara la cabeza para observar a la chica que entraba en aquella desangelada oficina de objetos perdidos.

images (1)Una joven menuda, de apariencia frágil y acompañada por un perro guía, que al entrar se detuvo por un momento en el recibidor para acortar la cuerda que la unía a su lazarillo, avanzaba con paso seguro, como si caminara por un lugar ya transitado, en dirección a la ventanilla de atención al público. Sigue leyendo

Querido Klaus

Ya lo sabía, lo sentía y lo sufría, pero al efecto anestésico que da el enamoramiento le debo la ceguera de no querer ver lo que con tu comportamiento me mostrabas hacía ya unos meses. A esta edad, enamorarse como una adolescente no solo es una locura trágica en la que el absurdo y lo incoherente te llevan de la mano por el laberinto del sinsentido, sino que es subirte al tiovivo del ridículo, feriar el orgullo en un vertedero y arrojar a las manos de un pirado tu cordura para que haga vudú con ella. KALUS2O sea, que no está bien enamorarse cuando las ganas de sentirse querida son más fuertes que las ganas de quererse a sí misma… ¡Y así me fue! Hice de ti mi razón de ser, mi motivación, mi luz, mis días y mis noches, mi vida… pero con tus burlas y manipulaciones me fuiste dejando sin aire, me arrebataste el aliento y me regalaste los días más tristes de mi vida… ¡Aun así, no sé cuántos desgarros más estaba dispuesta a soportar por sentirme merecedora de tu amor! Sigue leyendo

Corazonadas

images (1)

El corazón nos avisa cuando necesitamos un cambio en la hoja de ruta, en nuestra vida, en nuestro destino; cuando debemos ir al norte y no al sur; cuando debemos iniciar un camino, o por el contrario, necesitamos aquietar el movimiento y esperar. Hay quienes a esas señales les llaman corazonadas. Otros, intuición. Otros, presentimiento. Algunos hasta se atreven a llamarlas clarividencia. Pero hay quienes simplemente no las llaman de ninguna manera porque nunca se han detenido a escucharlas, ignoran su importancia, las acallan y les niegan la posibilidad de su existencia. Sigue leyendo

Buscando el lugar

Cuando encendió la luz para iluminar el recibidor de entrada a su casa, el único sonido que escuchó fue el que hacían los tres pequeños peces que se movían en círculos en el acuario puesto sobre la cornisa interna de la ventana del pasillo. Cerró la puerta y depositó sobre el secreter de la entrada, la bolsa de una tienda en la que esa tarde había comprado un pijama de algodón, su pequeño bolso de piel y, unas cuantas cartas que acababa de recoger del buzón.imagesCAWMRBBU Sigue leyendo

Llegaste

 

Llegaste a su vida como una aparición que deambula por un largo pasillo sin hacer ruido, con tu andar lento, con tu paso seguro, con tus ojos de mar profundo, con tu historia a cuestas, con tu pañuelo al cuello y con tus ganas de comerte el mundo (la otra mitad que te faltaba). Sigue leyendo

Con los ojos cerrados

Cuando pienses en mí, cierra los ojos. Si mi recuerdo dibuja una sonrisa en tu rostro, busca un lugar tranquilo y aquieta tu mente para imaginarme. Será una buena señal si al hacerlo me escuchas reír y sientes que algo se te mueve dentro, en ese espacio sublime en el que todos dicen que habita el alma; Sigue leyendo

El mejor show

IMG_6553→Entró en el tocador y repasando su silueta en el espejo, revisó que todo en el atuendo estuviese puesto correctamente. Un vestido rojo que marcaba su cintura, collar de perlas y unos finísimos y altos tacones negros formaban un conjunto de estudiado estilismo. Bien por delante, bien por detrás. Dos pasos más y topó frente a frente con sus grandes ojos verdes reflejados en el espejo. Como si alguien distinto a ella la observara, durante unos minutos sostuvo la mirada en el cristal y descubrió en ellos esa luz que durante los últimos años creyó perdida. Y sonrió. Sigue leyendo

Celebrar, sí, pero…

Si te grita y te miente, no te ama. Si te engaña y menosprecia, no te ama. Si te falta al respeto, te humilla y no empatiza contigo, no te ama. Si minimiza tus virtudes y maximiza tus fallos, desdeña tus sueños e infravalora tus posibilidades, no te ama. Si con un ¡Shshshs!! te silencia y con una mueca ignora tu opinión, no te ama. Si no te invita a su mundo y entrar al tuyo no le interesa; si desprecia lo que tú quieres y no se solidariza con tus causas, no te ama y, por consiguiente, no te merece.  Sigue leyendo

Catarsis

Gracias por liberarme del verdugo. Gracias porque tu habilidad de ladronzuelo de esquina me empujó a terminar de hacer la maleta que, luego del primer grito, ya había comenzado a preparar. Si te lo hubieras propuesto no te habría salido tan bien el plan de encender la luz para señalarme la salida que hacía tiempo buscaba. Sigue leyendo